VW Crafter Box

Eugeni Gallego


2 votos

La furgoneta completa
Disponible con motor TDI de 2.0 litros y la caja de cambios manual de seis relaciones

En Volkswagen Vehículos Comerciales por fin han comprendido que cuando el profesional de la distribución y el transporte ligero adquiere un vehículo en versión chasis cabina ineludiblemente también necesitará una carrocería para completar su herramienta de trabajo, que es el vehículo. Parece increíble por obvio, pero todavía son muchos los fabricantes de vehículos comerciales que no tienen esto en cuenta y por tanto dejan de la mano de sus clientes las siempre molestas homologaciones de carrocerías, por no hablar de como se alarga el proceso de compra de un vehículo comercial nuevo si después de elegir el chasis y negociar su compra y financiación debemos repetir todo el proceso con la carrocería.

Agilizar la renovación

Si siempre fue un proceso complejo el de encontrar un carrocero que ajustase nuestro nuevo camión, en este caso camión ligero de 3,5 toneladas de peso total, a las necesidades del trabajo, hoy en en día lo es mucho más. En España soportamos el sistema de hologaciones ITV más complejo y burocratizado de la UE y por tanto es muy de agradecer que desde las propias marcas de vehículos se ofrezca una serie de carrocerías como parte del catálogo de opciones disponibles en la gama de chasis cabina. Por el momento desde Volkswagen Vehículos Comerciales el Crafter se ofrece tanto en chasis, es decir sin carrocería alguna, además de en versión de caja frigorífica y de furgón.

El Crafter Box monta de serie en el eje trasero rueda sencilla y podemos elegir como extra ruedas gemelas.

La ventaja es que así el transportista se despreocupa del proceso de homologar dicho elemento, mientras que además se facilita realizar la financiación del vehículo completo y encima podemos gestionar el tema de garantías y mantenimiento total en el propio concesionario que nos vende el vehículo completo. Realmente creemos que este es el camino a seguir. Un sólo centro profesional donde se nos solucione todo lo ligado al vehículo comercial ya completo.

El Crafter Box en detalle

En cuanto al modelo probado, responde a una práctica versión que puede trabajar muy bien en la distribución urbana ligera, sin echarse atrás en tramos de distancia media gracias al rendimiento combinado del motor TDI de 2.0 litros y la caja de cambios manual de seis relaciones. Así este furgón tiene 1.000 kilogramos de carga útil legal. Señalamos lo de legal, pues su gran volumen útil en la bodega facilita que los más descuidados sobrepasen dicho límite. Por eso este vehículo así carrozado nos parece idóneo para grandes bultos de bajo peso específico. Por ejemplo para montadores de muebles y pequeñas mudanzas. En estos casos, si nos mantenemos por debajo de las 3,5 toneladas de límite, podemos acceder a los centros urbanos y conducir sin los límites horarios propios de vehículos más pesados que equipan tacógrafo y sufren muchísimas restricciones más que un furgón de 3.500 kilogramos.
El interior resulta amplio y espacioso, además está repleta de espacios porta objetos.

En la cabina

Sentados frente al volante este Volkswagen Crafter nos da un confort bastante superior a lo esperado en un vehículo de compromiso, pues se trata de una versión bastante económica. Así, el puesto de conducción es bastante amplio. El control de velocidad de crucero nos permite un gran relax en tramos de carretera, especialmente en los más llanos y si no tratamos de superar la velocidad legal de 90 km/h. Decimos esto porque el freno aerodinámico que supone un gran furgón es muy poderoso y por tanto los 136 CV de nuestro eficiente motor trabajan al máximo. En nuestra toma de contacto, combinando todo tipo de rutas y tramo de polígonos industriales, los consumos se mantuvieron entre los 11 y 12 litros de gasóleo a los 100 kilómetros. En este aspecto debemos destacar como el sistema Start/Stop de parada automática del motor, que equipa esta versión, contribuye en buena medida a que el consumo de gasóleo no se dispare en ciudad o por ejemplo en retenciones.

Un detalle, que resulta opcional, es el de montar un eje trasero de rueda sencilla o gemela. Sino vamos a estar todo el día cruzando peajes que nos penalicen el precio de un eje de rueda gemela, preferimos sin dudar el eje motriz trasero de doble rueda que siempre ofrece mayor estabilidad, especialmente importante en tanto más ancha sea nuestra carrocería y mayor el peso que soporte. Ello por no hablar de la mayor seguridad en caso de sufrir un reventón.

El Volkswagen Crafter Box ofrece una capacidad de 1.000 kilogramos de carga útil legal

Por lo demás este Volkswagen Crafter Box nos ha parecido una opción más que razonable para la distribución y el transporte ligero, en aquellos trabajos donde no nos guste una versión furgón original del fabricante, siempre más estrechos y con más redondeces en la bodega de carga lo cual puede molestar en el momento de acometer la carga de bultos de grandes dimensiones como neveras, pianos o estanterías.

Ficha Técnica Volkswagen Crafter Box:

Motor: VW cuatro cilindros en línea TDI de 1.968 cm3 y 136 CV.

Transmisión: Manual de seis relaciones. 4X2 al eje trasero de rueda simple.

Chasis y capacidades: 3,5 toneladas de MMA, 1.000 kgs de carga útil legal. Longitud total de 6,895 metros, alto total 3,090 metros, ancho total 2,19 m y Masa Máxima del conjunto, con remolque, hasta 5.500 kilogramos. 

2 votos

Los que han leído esta noticia, también han leído...

publicidad

Suscribirse al Boletín de noticias
Email:

Acepto las condiciones de uso y política de privacidad